El Gobierno convoca cerca de 300.000 plazas de funcionarios. Con la deuda pública al cien por ciento del PIB ¿cómo se va a pagar? De lo que no hay duda es que Rajoy lo cobrará en votos.