El presidente del Principado y, aún, del PSOE Javier Fernández tiene gesto de dimisión. Las trampas de Pilla y los cincuenta ladrones -presuntos, claro- las dimisiones en su equipo y el triunfo de los pedristas no le dejan ninguna opción.