Sol y las calles llenas. Oviedo es una fiesta aun en un domingo de agosto. El barrio antiguo, lleno de turistas y de carbayones. El tópico del mes sin gente por las calles hace tiempo que se disolvió.