El Real Oviedo se defiende con un comunicado serio, claro y contundente. Es el colmo que se lo acuse de apoyar insultos y otras barbaridades en vísperas del derby del día 9. Y ha amenazado con acciones legales. Por cierto ¿quién filtra la dernortada advertencia policial? Evidentemente no ha sido el Real Oviedo. ¿Entonces?