Puigdemont cesa al presidente del Consorcio de Educación de Barcelona, Lluís Baulenas, en medio de la loca carrera por lograr locales en la capital catalana para votar en el referéndum del 1 de octubre. La sustituta de Baulenas será la consellera de Enseñanza, Clara Ponsatí, nombrada en julio por su firme compromiso con el 1-O.