Sigue el pacto Rajoy-Puigdemont: las elecciones el 21 de diciembre reforzarán a los separatas. Y después, como van a reformar la Constitución, se independizarán legalmente: de la ley a la ley como decía Fernández-Miranda en la transición.