La reforma-trampa de la Constitución es el horizonte político español, impulsada por PP y PSOE. Así Cataluña se podrá independizar legalmente. Como dijo e hizo Fernández-Miranda en la transición: “de la ley a la ley”.