La crisis catalana no afecta. La economía española crece al 3,1% según el FMI.