La lideresa es puro disparate sectario. Adriana Lastra compara a Albert Rivera con José Antonio y demuestra, así, que el PSOE actual es una ruina.