El éxito de Arrimadas es trascendental. Ciudadanos puede reconstruir la política patriótica española.