La ladera norte del Naranco se convertirá en una granja municipal. Los del Tripartito de Oviedo quieren queso propio: definitivamente han perdido el sentido.