Un paciente fue dado por muerto y estuvieron a punto de hacerle la autopsia. Disfrazan de resurrección una grave negligencia médica.