Insisten en sus disparates. Los “héroes” del Angliru anuncian nuevas hazañas.