Ganando el partido y con un jugador más era el momento de atacar a muerte. El conservadurismo es el mayor enemigo del Real Oviedo.