El FMI pronostica un 3,5% de incremento del PIB global. La economía mundial crece con fuerza.