Un episodio más. El tripartito quiere mangonear incluso el Campo San Francisco de Oviedo.