Nuevos planes de recuperación en medio del escepticismo. El Prerrománico es católico y carbayón: está perdido.