Vigil quedó marcado para siempre. El Petromocho fue una vergüenza: es absurdo tratar ahora de blanquearlo.

Otras noticias

    No hay más noticias