El centro derecha español no puede caer en el sectarismo propio de la izquierda. Cs tiene que entender que su competencia con el nuevo PP es lo mejor para Cs y para España.