Siempre contra los intereses y la libertad de los ciudadanos. La izquierda asturiana vota una vez más, y van 18, contra la supresión del impuesto de sucesiones.