Burlas de la izquierda ante los ataques de los nazis catalanes. Los progres se ríen en el salón de plenos del Ayuntamiento de Oviedo de las agresiones a Arrimadas.