El ministro sortea al Principado. Ábalos pasa de Asturias porque políticos, empresarios y medios ya son suficientes para boicotear el AVE.