Sánchez se apoya en comunistas y separatistas. El Gobierno es insostenible.