Ojo, los enemigos de la capital van a vengarse. Banderas azules en los balcones de Oviedo para celebrar el triunfo sobre el Área Metropolitana de Asturias.