No colaron sus engaños. Los metropolitanos anti Oviedo insultan y huyen despavoridos.