La izquierda sigue cerca de lo peor de lo peor. Los proetarras insultan a la Policía y a la Guardia Civil y apoyan al PSOE.